jueves, 16 de enero de 2014

ESTRATEGIA Y TÁCTICA 1

Se ha descuidado tanto la táctica en la literatura ajedrecística le dedicaremos especial atención, en tanto que lo relativo a la estrategia lo reduciremos al mínimo necesario.Antes de entrar más a fondo en este asunto, observemos la siguiente partida, la cual servirá para explicarnos más claramente los conceptos de estrategia y táctica.

Games
[Event "Leningrad"] [Site "Leningrad"] [Date "1934.??.??"] [Round "?"] [White "Botvinnik, Mikhail"] [Black "Euwe, Max"] [Result "1/2-1/2"] [ECO "C83"] [Annotator "Euwe,M"] [PlyCount "97"] [EventDate "1934.08.17"] [EventType "tourn"] [EventRounds "11"] [EventCountry "URS"] [Source "Produc. HCM"] [SourceDate "2009.01.01"] 1. e4 e5 2. Nf3 Nc6 3. Bb5 a6 4. Ba4 Nf6 5. O-O Nxe4 6. d4 b5 7. Bb3 d5 8. dxe5 Be6 {Diagrama [#] ; Esta es una bien conocida variante de la apertura Ruy López, que contiene tanto ventajas como desventajas que no necesitamos discutir más detalladamente. Pero debemos examinar la posición que se ha presentado ahora, porque contiene los elementos básicos de la estrategia. Mientras las blancas tienen cuatro peones contra tres en el flanco del rey, poseen sólo tres peones contra cuatro de las negras en el flanco de de la dama. Debido a esta mayoría en el flanco del rey, las blancas deberán tratar de tomar allí la iniciativa, empleando, entre otros medios, el avance de sus peones. El mismo principio rige para las negras en el flanco de la dama. Las movidas siguientes, tanto de las blancas como de las negras, están completamente en armonía con estos planes estratégicos.} 9. c3 {, Para el ataque contra el flanco del rey (estrategia de las blancas), éstas requieren su B rey, lo cual explica su última jugada, que evita el cambio de su B rey, si las negras juegan ...Na5; y al mismo tiempo prepara el traslado del B a c2.} ({Actualmente suele jugarse} 9. Qe2 {, lo cual acarrea algunas complicaciones que no vamos a tratar ahora.}) {.} 9... Be7 {; Resulta evidente por qué esta jugada es mejor, desde el punto de vista estratégico, que 9. ..., Bc5.} ({En esta casilla} 9... Bc5 {; el B entorpecería ciertamente el posterior avance del P c negro, al mismo tiempo que una mayor actividad del B en c5, en la dirección del flanco del rey blanco, no estaría de acuerdo con el plan estratégico de las negras.}) {.} 10. Nbd2 {, Si las blancas pretenden atacar en el flanco del rey negro, entonces el N negro que está en e4 deberá, antes que nada, ser desalojado. Mientras ese N esté allí, es imposible para las blancas aproximarse al flanco del rey negro. Por consiguiente, las jugadas siguientes de las blancas tienden a este fin: desalojar el N de e4. De este modo percibimos que el plan estratégico de las blancas está dividido en varios planes subordinados, el primero de los cuales consiste en desalojar el N negro de e4. Decidir cuál de las cuatro piezas disponibles: el B de b3, el N de d2, la Q o la R, habrá de cooperar en este plan, es de táctica.} O-O {; Esto completa el desarrollo, que es parte necesaria de la estrategia de las negras. Salvo que la posición del K sea segura, las negras no pueden ejecutar sus proyectados planes en el flanco de la dama.} (10... O-O {Los elementos tácticos de esta jugada comprende, entre otros, el cálculo de la siguiente serie de jugadas:} 11. Nxe4 dxe4 12. Bxe6 fxe6 13. Nd4 Qd5 14. Nxc6 Qxc6 {, así como una estimación de la posición final, que es la de que las negras tienen mayor movilidad y que el P e blanco es más débil que el P negro de e4.}) {.} 11. Qe2 {, Segundo ataque contra el N negro de e4, que obliga a esa pieza a retirarse.} Nc5 12. Nd4 {,} ({Aquí habríamos esperado} 12. Bc2 {. Sin embargo, a esto hubiera seguido} d4 $1 {; y, si por ejemplo,} 13. cxd4 Nxd4 14. Nxd4 Qxd4 {; con el resultado de que las negras habrían aumentado grandemente su libertad de acción, que, a su vez, habría reducido considerablemente las posibilidades de las blancas de atacar al K. Más aún, la mayoría de peones negros se afirmaría hasta tal punto que un rápido avance del Pc a c5 y a c4 no podría impedirse.}) ({La continuación que se eligió} 12. Nd4 {, se fundaba en la siguiente consideración:} {si} Nxd4 13. cxd4 Nxb3 14. Nxb3 {, con lo que las blancas logran el dominio de la casilla c5. En este caso, las negras no pueden jugar ...c5; como consecuencia de lo cual su mayoría se ve paralizada, mientras que, por la otra parte, las blancas tienen ahora la oportunidad de aprovechar su mayoría, haciendo avanzar su Pf.}) {.} 12... Nxb3 {; El hecho de que las negras puedan eliminar el B blanco sin cambiar previamente su N por el N blanco de d4 se debe a una sutileza táctica, a saber:} (12... Nxb3 {que} 13. Nxc6 {, puede contrarrestarse con} Nxc1 $1 14. Nxd8 {, no puede jugarse entonces, a causa de} Nxe2+ {, que tendría como consecuencia la pérdida de dos piezas.}) (12... Nxb3 13. Nxc6 Nxc1 {; mientras que} 14. Raxc1 ({o} 14. Rfxc1) {, sería seguido por} 14... Qd7 15. Nxe7+ Qxe7 {; con lo que la posición de las negras no habría empeorado, en comparación con la del comienzo, a causa de las siguientes consideraciones: 1) El cambio de varias piezas ha disminuido las probabilidades de ataque de las blancas. 2) Las negras pueden movilizar fácilmente, o poner en movimiento su mayoría en el flanco de la dama, con ... c5. 3) Las blancas no podrán realizar fácilmente el avance de su Pf a f4 y a f5.}) {.} 13. N2xb3 Qd7 {, Como lo habíamos hecho notar previamente, el plan subordinado de las blancas era desalojar el N de e4. Ahora podemos ver que las negras buscan, en primer lugar, hacer la jugada ...c5. Sólo después de que haya efectuado ese avance decidirán respecto a los nuevos detalles de su actividad en el flanco de la dama. Veremos ahora que durante algún tiempo las jugadas, tanto de las blancas como de las negras, se concentrarán en torno de la casilla c5.} 14. Nxc6 $1 {, Sin este cambio, las negras hubieran podido fácilmente ir a c5, después de ...Nd8. Una objeción a la jugada del texto es la que las blancas permiten a su contrario retener los BB, pero el hecho de dificultar la jugada ...c5; bien vale, sin duda, esa concesión. Nuevamente nos referiremos a la importancia de los "dos Alfiles" (BB) en el capítulo III. Por el momento basta con hacer notar que, por regla general, BB son más fuertes que NN, o que NB.} Qxc6 15. Be3 {, Después de esta explicación no es difícil comprender que el B de e3 se propone ir a c5. Si las negras continuaran ahora, por ejemplo, 15. ..., Qd7, las blancas por medio de 16. Bc5, matarían dos pájaros de un tiro: obtendrían el dominio de la casilla c5, con lo que paralizarían a la mayoría contraria y forzarían el cambio de uno de los alfiles de las negras, de modo que éstas no dispondrían ya de esa ventaja.} Bf5 16. Rfd1 Rfd8 {Diagrama [#] Las negras no pueden apoyar su casilla c5 y tendrán que resignarse a ver a las blancas tomar posesión de ella. La movida del texto permite dar protección extra al Pd, de modo que las negras puedan continuar, si es necesario, con ...Qg6, aumentando de ese modo la actividad de sus piezas.} (16... Rfd8 {Aquí debemos llamar la atención hacia un giro táctico en la partida, que es de gran importancia para nuetras investigaciones, porque parecería que las blancas podrían ocupar inmediatamente la casilla c5, por medio de Na5 y Nb7, por ejemplo:} 17. Na5 Qg6 18. Nb7 {(todo ello con ganancia de tiempo), seguido de 19. Nc5 o Bc5. Las negras, sin embargo, pueden entonces contestar sorprendentemente con} d4 $1 {[%cal Gf5e4,Ge4b7,Ge4g2] ; amenazando ...Be4 y un doble ataque sobre las casillas b7 y g2. Después de la evidentemente obligada continuación} 19. Nxd8 dxe3 {; el N blanco queda copado, puesto que} 20. Nb7 {, no sirve, debido a la contestación} Be4) {. ¿A qué debemos esta inesperada combinación? O, para decirlo con más exactitud, ¿Contiene esta posición peculiaridades sobre las que se basa la combinación? La respuesta a esta pregunta es de la mayor importancia, porque el conocimiento de las peculiaridades que hacen posible una combinación es algo así como un cartel que dijera: ¡Tenga cuidado! Sin ese cartel de advertencia, hasta un jugador muy fuerte puede caer, víctima de tales combinaciones, porque es prácticamente imposible calcular un gran número de movidas en distintas direcciones. Pero, afortunadamente, el cartel está presente y no es muy difícil reconocerlo. Quien avance una pieza dentro de una posición hostil debe tener cautela; su pieza se ha convertido en objeto de ataque y está expuesta. En tal caso, debe prestarse especial atención al doble ataque. Si hay un segundo punto débil en la posición y un posible ataque simultáneo sobre ambos puntos débiles, entonces, por regla general, no puede evitarse la pérdida de material. Expresaremos esto con más exactitud. Por debilidad, entendemos una pieza o una casilla importante que se halla en estado de equilibrio, es decir, que está tan amenazada como defendida, pero contra la cual puede ejercerse presión extra con facilidad. En la posición del precedente diagrama, el P e blanco, por ejemplo, es una debilidad (ni atacado ni defendido) aunque nos apresuramos a agregar que esa debilidad es sólo temporaria -si las blancas lo desean-, porque pueden proteger ese P suficientemente. Tácticamente, esto no tiene importancia. Sin embargo, afecta a la estrategia; un ataque sistemático contra la casilla e5, es decir, un ataque estratégico, a nada conduciría, puesto que este P puede ser fácilmente apoyado. Por consiguiente, tenemos que distinguir entre debilidades estratégicas, que son difíciles de defender (pero que por el momento pueden ser suficientemente protegidas), y debilidades tácticas, que por el momento muestran una peligrosa carencia de protección. El P e blanco es, por lo tanto, tácticamente débil. Después de 17. Na5, Qg6; sin embargo, el P g blanco también se ha vuelto tácticamente débil, atacado una vez y defendido una vez. La jugada siguiente de las blancas, 18. Nb7, convierte esa casilla suya de b7 en una tercera debilidad, y ahora la cuestión principal para las negras es la de ver si pueden o no atacar simultáneamente a dos de esas debilidades. En rigor, esto es posible: el B dama de las negras puede ocupar la diagonal que conecta las dos debilidades más importantes y, de ese modo, desarrollar un doble ataque que conduce a una ventaja material. Hemos discutido en detalle esta combinación porque nos da una primera idea de cómo podrá más adelante clasificarse a la táctica. Continuemos ahora la partida.} 17. f3 {, Prepara el camino para Qf2, jugada sin la cual perdería el dominio de la casilla c5.} Bf8 {; Las negras advierten la posibilidad de que el B blanco aparezca pronto en c5 y, por adelantado, ponen su propio B a cubierto, de modo que no tengan que perder tiempo más adelante.} 18. Qf2 {, El destino de la casilla c5 negra está decidido. El plan subordinado de las negras ha fracasado: su casilla c5 está dominada por las blancas y el P c negro continúa retrasado. ¿Qué se debe hacer ahora? Las negras tienen todavía sus BB disponibles y deben, por lo tanto, evitar a todo trance que las blancas disputen esa ventaja por medio de Bc5.} a5 {, La ejecución táctica de este plan (la conservación de los BB).} (18... a5 {Después de} 19. Bc5 {, seguirá} a4 20. Bxf8 axb3 21. Ba3 Bc2 {; con} 22. -- Rxa3 {; que dará a las negras una partida prometedora.}) (18... a5 {; Hay, con todo, otro camino por el cual el B de las blancas puede ocupar la casilla c5:} 19. Nd4 Qg6 20. Nxf5 Qxf5 {. Pero ahora la debilidad (táctica) del P e de las blancas impide a éstas desarrollar su plan, y después de} 21. f4 b4 {; será imposible} 22. Bc5 {, debido al cambio de los Alfiles:} Bxc5 23. Qxc5 {, y} Qxf4) {.} 19. Rd2 $2 {, Las blancas pasaron por alto el hecho de que la última movida de las negras es también de importancia estratégica, además de tener la intención de impedir Bc5. El plan principal de las negras consiste todavía en atacar en el flanco de dama y el de las blancas en trastornar los planes contrarios en el flanco de dama (las operaciones en el flanco del rey deben quedar en suspenso por el momento). La última jugada de las negras preparó un nuevo ataque por medio de . ..b4; y el objetivo de las blancas debería haber sido prevenir esa jugada por medio de 19. Rac1.} b4 {; Atacando así al P c blanco.} 20. Rc1 (20. cxb4 {, sería desfavorable para las blancas, a causa de} axb4 {; con lo que la casilla a2 de las blancas quedaría débil (estratégicamente).}) {.} 20... Qa4 {; Continúa el ataque contra el flanco de la dama.} (20... Qa4 {; El P a blanco sólo podrá ser protegido en la forma usual con} 21. Ra1 {, pero entonces, después de} bxc3 22. bxc3 {, al P c se volvería débil (estratégicamente).}) {.} 21. Nd4 {, Con esta jugada, las blancas renuncian al dominio de la casilla c5, a fin de salvar su P a.} Bg6 22. b3 {, El P a ya está defendido, pero después de} Qe8 {; ya no podrá evitarse el avance del P negro a c5.} 23. cxb4 Bxb4 24. Rdd1 c5 $1 {Diagrama [#] ; Las negras han logrado su objetivo: ...c5; además, su mayoría en el flanco de la dama está movilizada.} ({Conviene hacer notar que } 24... Qxe5 {; fracasaría, a causa de de la contestación} 25. Nc6) {.} 25. Nc2 Bxc2 {; Deberían haberse considerado aquí otras dos continuaciones:} ({A)} 25... Qxe5 26. Bxc5 Bxc5 27. Qxc5 Rac8 28. Qd4 {,} ({si} 28. Qxa5 Ra8 29. Qd2 Qb2 $1) {.} 28... f6 29. f4 Qc7 30. Ne3 Qxc1 31. Rxc1 Rxc1+ 32. Kf2 Be4 {; con probabilidades de ganar para las negras.}) ({B)} 25... c4 26. Bd4 ({si} 26. Nxb4 axb4 27. bxc4 {,} (27. Bb6 Rd7 28. bxc4 dxc4 29. Rxd7 Qxd7 {; y las negras ganan}) {.} 27... dxc4 28. Rxd8 Rxd8 {; que lleva a una pérdida para las blancas.}) 26... Rac8 {; que mantiene el ataque en el flanco de la dama, sin que las blancas obtengan las correspondientes oportunidades en el otro flanco.}) {. La variante A) es puramente táctica, al hacer uso del débil P e por lo que las blancas se ven forzadas a seguir una línea determinada de juego. La estrategia queda ahora enteramente abandonada -desaparece la mayoría en el flanco de la dama- y durante varias de las próximas jugadas ninguna otra cosa cuenta sino las necesidades del momento; ambos bandos están ocupados con las consecuencias inmediatas del ataque y la defensa. La variante B) difiere del curso que siguió el juego en que, debido a que no se cambió el B dama de las negras, el ataque de las blancas sobre el flanco del rey queda, por fuerza, enteramente abandonado, cosa que no ocurre en la partida.} 26. Rxc2 d4 27. Bg5 Rd5 $2 {; Esta es una debilidad táctica para las negras, pues aquí su R no está resguardada. Esta R estaría mejor situada en d7, como se verá pronto.} ({ Con} 27... Rd7 {; las negras podrían haber mantenido su ventaja:} 28. f4 Qe6 {; } 29. Qf3 ({o si} 29. Re2 d3 $1 30. Re4 ({si} 30. Re3 c4) 30... Qg4 {; etc.}) 29... Qd5) {.} 28. f4 a4 {;} ({Después de} 28... Qe6 {; vendría} 29. Qf3 $1 { , que dejaría a la R negra de d5 absurdamente clavada.}) {.} 29. Qf3 {, Este ataque contra la R gana un importante tiempo. Así puede apreciarse la gravedad de una debilidad táctica, tal como la de la R negra en d5, que permite al contrario ganar un tiempo, al atacar el punto débil. Las blancas realizan, como dijéramos, dos movidas a un mismo tiempo: Qc3 y f5.} axb3 30. axb3 Rd7 31. f5 {Diagrama [#] Aquí se percibe la verdadera importancia de un "tiempo": debido a que la Q blanca está en c3, las negras no pueden tomar el P e a causa de Qxa8+. Una nueva fase en la lucha. La mayoría de las blancas en el flanco del rey está movilizada y su ataque allí se ha convertido en hecho real. Ambos contrincantes siguen todavía persiguiendo sus proyectos estratégicos del comienzo, En este momento, sin embargo, las blancas tienen mejor posición: su B de g5 ataca al mismo tiempo que defiende, mientras que el B negro en b4 no es aprovechable para la defensa.} Rda7 32. Qg3 {[%cal Gg5f6, Gg5h6]} Ra1 33. Rcc1 Rxc1 34. Rxc1 {, Es muy dudoso que las negras hayan mejorado su posición con el cambio de las torres.} Kh8 {; Para prevenir ya sea Bf6 o Bh6.} 35. Rf1 Ra6 {;} ({Es claro que} 35... Ra2 $2 {; sería un error, pues} 36. f6 $1 g6 37. e6 $1 {, ganando, puesto que si} Qxe6 $4 {; seguiría} 38. Qb8+ {. Esta variante muestra cuán crítica se ha vuelto la posición de las negras.}) {.} 36. h3 {, Las blancas primeramente cuidan la seguridad de su K; nada hay que las negras puedan hacer.} Qa8 37. Kh2 Qe8 38. Rf3 {,} ({Las blancas podrían haber jugado aquí} 38. e6 {. Esto hubiera hecho forzoso} f6 ({ si} 38... fxe6 39. f6 {y ganan.}) 39. Bf4 {.Las negras tendrían entonces que luchar muy rudamente, puesto que el protegido P e habría sido especialmente poderoso.}) ({Un segundo plan de ataque por parte de las blancas habría consistido en avanzar su P h:} 38. h4 {[%cal Gh4h5] , y luego a h5, en forma de obligar a las negras a debilitar el flanco del rey y entonces continuar con f6 y e6.}) {. Sin duda alguna, uno u otro método prometía mayores probabilidades de triunfo que las ofrecidas por la jugada del texto, que proporciona a las negras la oportunidad de retirar su B dentro de la línea de defensa.} 38... Ba5 {; Esto no era posible mientras la R blanca se hallaba en f1, a causa de Ra1.} 39. Bf4 Bc7 40. Rf1 Ra8 41. Re1 Qc6 {; Las negras tienen todavía suficientes medios de defensa contra el avance del P e blanco.} 42. e6 {,} ({No} 42. f6 {, porque entonces} gxf6 43. exf6 Rg8) {.} 42... Bxf4 43. Qxf4 fxe6 44. fxe6 {,} ({A} 44. Rxe6 {, habría seguido} Qb7 45. Qe5 Qb8 $1) {.} 44... Re8 {; El empate es ahora inevitable. El P e pasado está aislado y no puede forzar una decisión.} 45. e7 h6 46. Qf5 {,} ({Después de} 46. Rf1 Qf6 47. Qxf6 gxf6 48. Rxf6 {, se habría llegado a un final que llevaría al empate.}) ({ Mientras que las blancas, después de} 46. Qf7 Kh7 47. Qf5+ Kg8 {; no habrían obtenido ninguna ventaja.}) {.} 46... Qd6+ 47. Kh1 Kg8 48. Re6 Qd7 49. Qe5 {, Las blancas propusieron tablas en vista de la continuación:} (49. Qe5 d3 50. Rd6 Qxe7 51. Qxe7 Rxe7 52. Rxd3 $11 {. Sintetizando brevemente el aspecto estratégico de esta partida, vemos que tanto en el caso de las blancas como de las negras, mantuvo constantemente su preeminencia una idea principal. Otros puntos estratégicos dignos de mención son: Jugadas 9-11 (blancas), para desalojar el N negro de su casilla de e4. Jugadas 14-18 (blancas), para impedir a las negras jugar ...c5. Jugadas 17-18 (negras), para conservar los BB. Jugadas 18-20 (negras), para atacar sin haber jugado ...c5. Jugadas 21-24 (negras), para efectuar ...c5. Jugadas 27-31 (blancas), para avanzar su P f. Jugada 38 hasta el final (negras), para reducir a la impotencia la mayoría de peones blancos.}) 1/2-1/2

-No todas las partidas, sin embargo, tienen un desarrollo estratégico tan claramente definido como ésta. Puede ocurrir que el plan estratégico tenga que sufrir cambios frecuentes, y es de igual modo posible que, durante cierto período de la partida, tenga que quedar en suspenso. Ya hemos visto ese caso en la variante A.) al comentar la jugada 25 de las negras.

-A las partidas como la que hemos analizado, en las que la estrategia desempeña un papel tan importante, damos el nombre de partidas posicionales, en contraste con las partidas combinativas, en las que la estrategia tiene una importancia secundaria.Con todo, no debe identificarse a la estrategia con el juego posicional, porque la estrategia es un designio y el juego posicionar representa un cierto método de juego. Tampoco son idénticas las concepciones de táctica y juego combinativo.

-Podría decirse que la táctica comprende todas las jugadas de una partida, y, así, incluye también todas las combinaciones que ocurran en ella.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

gracias por tus palabras y comentarios, el intercambio de ideas nos enriquece a todos

ACTUALIDAD

Adams,M - Nepomniachtchi,I [B90] 08.12.2017 0-1

Games [Event "9th London Classic"] [Site "London ENG"] [Date "2017.12.08"] [Round "6.4"...