miércoles, 18 de enero de 2017

C. de Entrenamiento INTRODUCCION - C. 92-101 - Gligoric

La preparación para un torneo...


El ex-campeón mundial, Mihail Botvinnik, nos ha hablado en repetidas ocasiones de cómo se preparaba él para jugar un torneo.
Botvinnik ha dicho que el primer paso que debemos dar para este menester, es realizar una compilación de toda la literatura ajedrecística que no podamos haber visto anteriormente, procediendo luego a un exámen minucioso de la misma.
Es necesario conocer y poseer toda la información sobre las partidas nuevas, prestando atención particular a las jugadas por nuestros próximos rivales en el torneo.
Asimismo, es necesario analizar las características del juego de nuestros contrarios. Este punto, nos resultará muy útil posteriormente, cuando procedamos a preparar la partida con alguno de ellos, pues sabremos cuáles son sus varias favoritas.
De cara al torneo, es suficiente con preparar tres o cuatro esquemas para jugar con blancas, y otros tantos para jugar con negras. Eso sí, todos ellos han de ser preparados en profundidad, con extremo cuidado.
No es muy bueno jugar solamente un sistema, o una apertura. Esta es una facilidad que le damos a nuestro adversario para que se prepare mejor.
El gran maestro soviético Yuri Averbakh dice que el análisis de nuestras partidas nos será sumamente útil, ya que, de esta forma, encontraremos la razón de nuestro éxito, o de nuestra derrota.
Este análisis, en combinación con el estudio de las aperturas, que realizamos con la ayuda de nuestro instructor será suficiente para afrontar el torneo.
El gran maestro soviético Simagin, recomienda a los jugadores que participen en competiciones de correspondencia. Este hábito era seguido por Paul Keres, que jugaba cientos de partidas al mismo tiempo.
El que fuera sub-campeón mundial en dos ocasiones, el jugador de origen soviético y gran maestro, Viktor Korchnoi, recomienda practicar siempre un juego de estilo clásico, evitando los movimientos no necesarios en la posición. Sólo podemos acudir a las complicaciones tácticas, cuando es preciso defenderse en una situación compleja y difícil.
Sin embargo, al ex-campeón mundial Mihail Tal le agrada jugar con muc has complicaciones tácticas, aunque sólo sea, según su parecer, por una cuestión de estética. Lo que debe quedar claro es que, hoy en día, y por encima de todas estas opiniones, el profundo conocimiento de la moderna teoría de las aperturas, resulta desde cualquier punto de vista, totalmente básico.
El sistema indicado por Mihail Botvinnik es, en la actualidad, la base de la preparación de los grandes jugadores. Esto es lo que conocemos como la preparación científica de Botvinnik.
La diferencia de un maestro con otro jugador es, únicamente, su trabajo, la calidad de su trabajo. Este punto depende del cómo y del cuánto, quedando muy bien reflejado en el último match Karpov-Kasparov, con el título mundial en juego.
Podemos decir que la preparación de Garri Kasparov era muy superior a la de Anatoli Karov.
No debemos quedarnos únicamente en el estudio y el análisis ajedrecístico. Hay que darse cuenta también de que la preparación física tiene una gran importancia. Debemos combinar, pues, ambos aspectos, el técnico y el físico. Todos los grandes maestros y los candidatos al campeonato mundial, practican algún deporte antes y durante el torneo o el match.
En el último Campeonato del Mundo, Garri kasparov practicaba el footing y el football, mientras que Anatoly Karpov fijó sus preferencias en el tenis.
Otros como Lajos Portisch, son consumados deportistas físicos habitualmente: practica mucho la natación. Gligoric se desenvuelve en varios deportes, dependiendo éstos de las inclemencias climáticas, que varían mucho del verano al invierno.
En el aspecto técnico, durante el último match por el Campeonato del Mundo, celebrado en Moscú en 1985, Garri Kasparov consiguió una mejor preparación. Si bien no tuvo en su repertorio tres o cuatro sistemas diferentes, tal y como recomienda Botvinnik, sí contaba con unos análisis muy buenos y minuciosos, que contaban, además, con la sorpresa de lo novedoso.
Es claro que su línea de la Siciliana Scheveningen tenía detrás un profundo análisis. Pero las sorpresas no se terminaron ahí, ya que tras impedir siempre el entrar en la Defensa Nimzoindia, preparó para el match con Karpov una línea muy poco habitual, dando un vuelco total a su repertorio de aperturas.
Kasparov cambió su idea de no aceptar la Nimzoindia, tratando de crear una posición Catalana e ignorando las intenciones de las negras. De la clásica Nimzoindia, se trasponía a esquemas catalanes o ingleses.
Esta idea ya la había practicado Alexander Alekhine en 1938 y, últimamente, el gran maestro soviético, Oleg Romanishin. La utilización por parte de Kasparov de este sistema, ha convertido una extravagancia en un gran problema teórico de gran interés.

 TOCAR EN MAS INFORMACIÓN PARA SEGUIR LEYENDO 


Kasparov,G - Karpov,A 1-0,
11ª partida del Match por el Campeonatu Mundial, Moscú 1985. Se muestra claramente que no es fácil jugar contra esta variante introducida por Gary Kasparov.
Kasparov,G - Karpov,A 1-0,
1º partida del Match por el Campeonato Mundial, Moscú 1985. El poder de la sorpresa, de la novedad, supuso una gran alteración de los planes de Karpov, que no pudo encontrar la refutación.
La falta de preparación de este sistema se tradujo en un montón de problemas para el juego de Karpov.
Veamos ahora lo que sucedió en la 19ª partida, también en esta línea:
Kasparov,G - Karpov,A 1-0.
Los buenos resultados que le dió a Gary Kasparov este esquema, hicieron que lo repitiera en diversas oportunidades, sin que Anatoly Karpov lograse solventar los nuevos problemas que se plantean.
Veamos, a continuación, lo que sucedió en la 17ª partida de este match:
Kasparov,G - Karpov,A ½-½
Veamos lo que pasó en el Campeonato Mundial de Clubes:
Suba,M - Karpov,A ½-½.
Pasemos de nuevo a examinar este sistema con la siguiente partida:
Giorgadze,T - Polugaevsky,L 1-0 , Unión Soviética 1983.
Y nos quedan dos ejemplos más a este respecto:
Cordes,H - Miles,A 1-0 ,
Bad Woerishofen 1985. Cordes consiguió clara ventaja, y la razón podría buscarse en la undécima jugada, con un ...f6 poco convincente.
Timman y Korchnoi tuvieron oportunidad de discutir este punto sobre el tablero, y el ex-subcampeón mundial se apartó de esta partida, justo en ese momento.
Ocurrió así:
Timman,J - Korchnoi,V 0-1,
Torneo de Tilburg 1985. El primer jugador perdió su opción cuando no pudo ejercer la fuerza de su alfil de casillas oscuras en la gran diagonal.
Esta partida demuestra que ...b6 puede ser una alternativa para el juego negro.
Sin embargo, durante la celebración del match por el Campeonato del Mundo, Karpov vio como todas sus preparaciones para jugar con negras contra peón de dama se iban al traste. La sorpresa de Kasparov en la primera partida hizo que el ex-campeón mundial no encontrase su sitio en el tablero durante el resto del torneo.
Y esto sucedió también con otras líneas de aperturas, en las que Gary Kasparov introdujo nuevas jugadas o recuperó para el ajedrez magistral antiguas y olvidadas ideas, con las que fue consiguiendo su pretendido propósito, en definitiva, que no era otro que alcanzar ventaja en la apertura.
De esta forma, también guardaba Kasparov serios e interesantes análisis para el momento de conducir las piezas ngras.
En este aspecto, destaca la Variante Scheveningen de la Defensa Siciliana, que utilizó en diversas ocasiones.
Vamos a analizar la última y decisiva partida del match, que se desarrolló dentro de un planteo Scheveningen:
Karpov,A - Kasparov,G 0-1.
Esto demuestra que el esquema negro continúa teniendo algunos problemas, no quedando claro aún cuál es la mejor continuación. La posición es muy complicada.
La duda que queda es la decisión tomada por Karpov en la apertura de la última partida. Debió o no, abrir el juego con peón de rey?...
Veamos una idea mucho más sólida, a partir del Gambito de Dama, y que fue usada por Kasparov en la 23ª partida del Campeonato del Mundo, que era, a su vez, la penúltima.
Kasparov,G - Karpov,A ½-½.
Unas semanas más tarde, Anatoli Karpov jugó con Boris Spassky esta misma partida Ortodoxa, pero conduciendo el juego Karpov. Spassky no quiso entrar en la misma situación que tuvo Karpov. Optó por entregar un peón y perdió al no lograr contrajuego.
Los problemas para las negras, en la Variante Tartakower de la Defensa Ortodoxa, comenzaron, de la manera más simple, cuando el blanco adotó el estilo más clásico, es decir, cuando comenzó a jugar para ganar el tiempo en la apertura, como en este caso es efectuar 6.Af6 y no retirarlo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

gracias por tus palabras y comentarios, el intercambio de ideas nos enriquece a todos

Peones: PARTIDA N. 51

El centro bloqueado Games [Event "Los Angeles"] [Site "?"] [Date "1999.??.??"] [Round "?&q...